Decepción amorosa a los 50, cómo superarla

Decepción amorosa a los 50 , ¿cómo lo supero?

tristeza, decepción amorosa, mujeres de 50, autoestimaTodo va de maravilla, creemos que nuestra vida amorosa está estable, que estamos con la persona perfecta, la indicada. Creemos que a nuestra edad todo está resuelto en ese tema. Malo, no debemos dar las cosas por sentadas.

Puede ser de manera gradual o de un fregadazo, pero un buen día nos damos cuenta que el amor se acabó, no el nuestro, el del otro lado.

Lo más lógico y normal es que vamos a pasar por un periodo de profunda tristeza, te asaltarán un montón de preguntas, ¿qué hice mal? ¿qué me falto hacer, dar, decir?  Luego seguro afirmarás, me dejo por otra más joven,  porque ya estoy fea, porque no soy deseable y shalala shalala. 

Bueno puede ser que sí hiciste, no diste, no dijiste , puede ser que si te dejaron por otra, pero puede que no, que no haya nada malo contigo, puede ser que solamente en amor se acabó y punto.  No podemos controlar lo que el otro siente o hace. Esa es su responsabilidad.

No seas tan severa contigo misma, se objetiva.

¿Y ahora qué hago?

Después de la tristeza, las preguntas y las telarañas mentales que te hagas, lo único coherente que queda por hacer es aceptar la situación, y para delante.

Como siempre digo, la buena actitud es vital ante las situaciones que nos pone la vida.  Entonces hagamos cosas que nos ayuden a salir de esta y que levanten nuestra autoestima.

Por ejemplo, podemos dedicar más tiempo a fortalecer nuestro espíritu, con una buena lectura, salir con amigos o tomar las clases de esa actividad que tanto te gusta.

Que tal una inscripción al gimnasio, o establecer el hábito de una caminata matutina. El ejercicio aumenta las endorfinas y la sensación de felicidad.

Otra cosa que ayuda muchísimo, un cambio de look. Atrévete, cambia el color de tu pelo, tu maquillaje, compra ropa nueva. Reinvéntate.

Apapáchate mucho, date el tiempo que necesites para curar tus heridas, aprende a estar sola, a ser feliz sola,  y una vez que lo logres, estarás lista para volver a amar, cuando sea el momento.

Fantasías sexuales de las mujeres de 50

¿Fantasías sexuales a los 50?

fantasías, fantasías sexuales, sexo, sexo maduroClaro que si tenemos fantasías. Ahora que somos más concientes y satisfechas de nuestro cuerpo y disfrutamos de nuestra liberada sexualidad, también nos damos el lujo de fantasear, solo que no como cuando teníamos 25.

Encontré una encuesta realizada el año pasado por  la Asociación Mexicana para la Salud Sexual A.C, realizada a hombres y mujeres a partir de los 50 años en lo relativo a sus fantasías sexuales.

Resultados

Me concreté en leer los resultados de ellas, (101 mujeres)  y por ejemplo las fantasías relacionadas con participar en una orgía, en un encuentro homosexual o swinger solo entre el  19  y 21% lo considera.  El porcentaje sube del 23 al 31% cuando se habla de fantasear con tener sexo en trío o con personas que no conocen. El sadomasoquismo tampoco tiene muchas adeptas.

Los porcentajes se elevan cuando les preguntan si fantasean con masturbación y con ver pornografía, tanto como de un 37 a un 39%.

Acá viene lo más interesante de nuestras fantasías

La mayoría tiene sus mejores fantasías con sus parejas estables, y corresponden a tener sexo en lugares diferentes de la recámara, 50%,  besar apasionadamente, 73%,  hacerlo al aire libre o en lugares públicos 41% , desnudar y ser desnudadas, más del 60%.

¿Cómo lo ven?  Sí, tenemos fantasías pero ya no con desconocidos o con muchos. Ni cosas demasiado extrañas. Somos románticas empedernidas que queremos muy buen sexo con el amor de nuestra vida.

Claro que el resto de los porcentajes se trata de mujeres o totalmente negadas a la fantasía o muy intrépidas en ese sentido y claro en estos asuntos en gustos se rompen géneros. Y esta bien.

El chiste está en sentirnos plenas y atrevernos a confesarlas fuera de un estudio anónimo.

Si quieren ver el estudio completo aquí se los dejo. 

Va a ser muy interesante analizar el lado masculino, saber cuales son las suyas y entonces hacerlas coincidir. Seguro que va a ser puro disfrute. Jajajaja.

fantasías, fantasías sexuales, sexo, sexo maduro

¡Confiesen! ¿Cuáles son sus fantasías?

 

 

 

 

 

Mujer, música y canciones.

Canciones que dicen “mujer”

música, mujer, canciones de mujer, mes de la mujerYa saben ustedes que a cualquier tema del que hable en el blog me gusta ponerle musiquita.  Y en este mes de la mujer hay material de sobra.

Cuántas canciones escritas para las mujeres. Somos capaces de despertar muchos sentimientos.  Las canciones dedicadas a la mujer están cargadas de toda clase de sentimientos, y hay para todos los gustos.

Entremos en materia

Una canción muy viejita, en voz de las nuevas generaciones.

Y así bien ranchera

El siempre admirado Serrat

Un clásico de Mecano

¿Que otras canciones añadirían a la lista?  Se aceptan sugerencias.

 

Mujeres de mi vida

A las mujeres de mi vida

mujeres, mujer, Dìa de la mujer, Este es un pequeño agradecimiento a todas las mujeres que son y han sido parte de mi vida y que gracias a ellas hoy soy la mujer que soy.

Mi mamá

La primera mujer con la que tuve contacto, la que me crió, me alimentó y la que guió mis primeros pasos, la que cuidó mis enfermedades.  La que me impulso  a conseguir mis metas y sueños. La que me enseñó, con su ejemplo, que ser mujer es perfecto. Gracias mamá porque aún a mi edad cuento contigo para todo.

Mis hermanas

Mis compañeras de juego, mis rivales y mis cómplices, que son sangre de mi sangre.  La red de apoyo más fuerte que tengo. Todas distintas, con diferentes modos de pensar y de actuar, pero siempre presentes, en las buenas, las malas y las peores.  Además que me regalaron entre todas un montón de cosijos. Y una sobrina que pronto me hará tía-abuela. Gracias por su existencia.

Mi hija

La muñequita que pusieron en mis brazos hace más de 20 años,  la que intenté educar como una princesa moderna,  que puede usar vestidos pero ama a Iron Man, que es dulce y cariñosa, pero a la vez determinada, decidida e independiente, sabiendo que su vida y su felicidad dependen solo de ella. Y que puede compartirlas como y ella desee y solo si lo desea.   Gracias por todos los momentos que compartimos, como madre-hija, como amigas, como compañeras.

Mis abuelas, mis tías, mis prima

Cuando pequeñas vivíamos todos muy cerca, lo que me permitió tenerlas a todas muy cerca mientras crecía. Así que tuve muchas cuidadoras, muchas compañeras de juego, muchas consejeras.  Y aunque muchas ya no están en este mundo y otras viven muy lejos, de uno u otro modo dejaron huella en mi y las siento cerca. Gracias a la vida por la oportunidad.

Mis amigas y otras mujeres

Las de la infancia, las de la adolescencia, las de la escuela, las de trabajo, las que están, las que no están, las fieles, las ingratas, las de un rato, las del café, las mamás de los compañeros de mis hijos y las que en algún momento se volvieron ángeles salvadores.  No olvidando a las suegras, las cuñadas, y las primas y tías políticas. De todas tengo lo mejor, de todas aprendo, a todas agradezco.

Gracias a todas por mostrar de qué estamos hechas,  por su valor, por su coraje, por su ejemplo, por sus ganas, por sus risas, por su llanto, por su compañìa, por su ausencia.
Pero sobre todo, gracias por su amor. 

mujeres, mujer, Dìa de la mujer,

Mujer de 50: 5 razones para amar serlo.

¿Por qué debes amar ser mujer y tener 50?

mujer, feliz, amar, mujer de 50Indiscutible es que envejecer, en poco o mucho nos atemoriza. Que sintamos que algunas de nuestras capacidades se van disminuyendo y que nos vemos del nabo… y cada vez peor. Y, bueno, que nos quede poco tiempo. Es algo que le preocupa a toda mujer de más de 50 años. Así se los comenté en este post

Pero es cierto también que cada vez procuramos cuidarnos más, estamos más atentas a nuestra salud, nuestra apariencia y cultivamos nuestro intelecto y claro, seguimos siendo productivas. Vivimos más y mejor. El deterioro no tiene que ser rápido ni en todo. Puedo ser una mujer plena y feliz. Y ustedes también.

En lo personal les diré que he encontrado más ventajas que desventajas.  Y como diría cierto conductor de hace algún tiempo, aquí les van mis…

5 razones para amar ser una mujer de 50.

1.- Aprecio más el tiempo.  Precisamente porque ya sé que es menos que antes, no lo ando desperdiciando en cosas que no me llenan, no me hacen feliz, o que simplemente no se me da la gana hacer. Disfruto del tiempo que puedo pasar con mi familia,  en una reunión, en una ida al cine, o simplemente en una buena conversación.  Así también disfruto el tiempo que trabajo, el que escribo y hasta el que no hago naaaaada. El tiempo me sabe más.

2.- Mi autoestima está mejor que nunca.  Mi autoestima y autoimagen ya no dependen de nada ni de nadie. Estoy contenta con lo que soy.  Me quiero, me admiro y me acepto con todos las virtudes que tengo, pero también con los muchísimos defectos que me aquejan.  Me reconozco humana, punto.

3.-Soy más sabia. En cada camino andado, cada acierto, cada error, cada caída, cada situación, he tratado de aprender la lección que la vida me ofrece.  Trato de no cometer los mismos errores, y tomo nuevos proyectos o retos con más seguridad.  Me tomo las cosas con calma confiada en que ya sé como resolver… o que no es tan grave si no las resuelvo.

4.- No me interesa competir con los/as de 20 o 30. Hace unos días una lectora me comentaba que estaba feliz con sus 50 años, pero lo único que lamentaba era que  no podía correr un maratón con sus hijos que son jóvenes adultos, ni seguirles el paso en la bicicleta. Y yo  muy respetuosa -porque cada cabeza es un mundo- le dije: “Pues ahí es donde radica la felicidad jajajaja. No tienes que competir con ellos. Ellos a su ritmo, tú al tuyo”.  No puede uno pretender tener la energía de un veinteañero porque se va a frustrar.  Eso no quiere decir que no compartan actividades juntos.  Yo amo las idas al cine o a cenar con mis hijos, o una visita al museo, pero si ellos quieren ir a trepar una montaña, que vayan, Dios los bendiga.

De igual modo con otras mujeres más jóvenes (hija, compañeras de trabajo, amigas).  No pienso como ellas, no me visto como ellas, no actuó como ellas.  Acá volvemos al punto de la autoestima. Aceptas tu edad, aceptas tu cuerpo, te amas inmensamente y actúas en consecuencia. Eres feliz con lo que eres.

5.- Me siento más libre.  Ya no tengo las presiones de la juventud (que disfruté cuando fui joven): estudiar, trabajar, formar una familia, “desformarla” (¡jijiji!), criar y educar a los hijos. Prácticamente ya acabé con eso.  Ya les di las armas para salir adelante. Me siento orgullosa de verlos volar.  Saben que siempre estaré aquí para ellos, pero ahora yo  puedo emprender de nuevo mi vuelo.

Ya no tengo que quedar bien con nadie, ni les tengo que demostrar nada, la gente a mi alrededor me ama tal cual soy.

¡No se limiten!

Y, por supuesto, una razón extra, porque ya aprendí a no limitarme:

6.-Soy más feliz. Porque sé lo que quiero de aquí en adelante.  Todo lo que hago, aprendo, emprendo, leo, como, veo, subo, bajo,  etc. lo hago por total gusto y convicción.  Quiero viajar, quiero escribir más, quiero aprender cosas nuevas. Sin pausa, sin prisa.

Me siento plena y satisfecha con todo lo que he hecho en la vida. Bien y mal. Ahora estoy más que lista para seguir viviendo a tope.

Y ustedes, ¿Están listas? ¿Cuáles son sus razones para amar ser una mujer de 50 y más?

mujer, feliz, amar, mujer de 50

Un regalo para mi hija

DE MADRE A HIJA

Estamos comenzando marzo, el mes dedicado a la mujer. Y hay tanto de que hablar. Esta vez hablemos de la conexión entre madres e hijas. Encontré este bello texto que expresa la felicidad de ser mujer y como transmitirlo a nuestra hijas.

LO QUE ME GUSTARÍA DARLE A MI HIJA

Regalo para mi hija, mes de la mujer, marzoLo que me gustaría darle a mi hija es libertad y eso se logra con el ejemplo, no con la exhortación.

Porque la libertad es una rienda floja, una invitación para ser diferente a su madre y ser amada de igual manera.

Lo que me gustaría darle a mi hija es dignidad y eso se logra soltando sin culpas y arraigando por elección de amor.

Porque la dignidad no la tomará de mi cariño, lo hará del reflejo de una mujer que hizo de la maternidad entrega y elección.

Lo que me gustaría darle a mi hija es buenos recuerdos y eso se logra con sonrisas, no con sacrificios

Porque los sacrificios son condenas que nadie agradece, prefiero que sepa que fueron actos de amor, de autosatisfacción.

En fin, lo que me gustaría darle a mi hija es el orgullo de ser mujer, porque cuando deje de necesitar cuidados de una madre, y comience su propio papel, encontrará la gran recompensa de verme como su igual, con todo el agradecimiento y complicidad posible, por un lazo que más que atarla, la haga sentir libre, amada y… feliz.

Erica Jong

Cartas a la antigua, el poder de la tinta

Cartas a la antigua

cartas, cartas a mano, cartas a la antigua, correo¿Alguien recuerda como era escribir cartas a mano? Pareciera que todo este boom tecnológico , computadoras y smartphones, con procesadores de palabras y teclados táctiles, la prontitud del correo electrónico para la entrega y demás, nos han hecho olvidarnos del placer de escribir a mano, de ir a la oficina de correos, pegar las estampillas, depositar en el buzón y esperar, esperar pacientemente a que nuestra carta llegue al destinatario y después esperar su respuesta.

Así es la vida y los cambios, y no podemos quedarnos atrás, o negar que también es muy práctico que un programa corrija las faltas, los formatos, se envíe y se responda, todo en cuestión de minutos, a cualquier persona, a cualquier lugar.  Soy una gran entusiasta usuaria de las TI.  Pero es un tanto impersonal.

Durante mi infancia y juventud escribí muchas cartas, a la familia, a los amigos, a los novios.  Cuidadosamente escogía el papel y la pluma con que la haría. Buscaba un momento de tranquilidad y el lugar adecuado, entonces me sentaba y primero hacía un borrador, muchos, hasta que el mensaje estaba lo suficientemente claro, hasta que no hubiera ninguna falta ortográfica, lo pasaba en limpio y entonces iba al correo a depositarla.

Escribamos cartas de nuevo

Buzón cartas, cartas a mano, correo, cartas a la antiguaHace unos días mi buen amigo Gonzalo, el escritor, me invitó a un nuevo proyecto (siempre me esta sonsacando), se trata de que, entre un grupo pequeño de personas nos carteemos, a la antigua, a mano y por correo.  Él comienza mandando la primera carta a todos y después iremos contestando. El tema es libre y podremos hablar de lo que sea.  Al final del “experimento” se recopilarán las cartas y se armará un libro. A ver que sale. Prometo compartir.

Me entusiasma volver al ritual de escribir una carta, de escoger el papel, de hacer borradores, de esforzarme en hacer buena letra, de transmitir con mi puño y letra un poco de mi vida. De dejar que el corazón guíe la pluma.

Como niña esperando un regalo, espera ansiosa el silbato de cartero.

¿No les gustaría escribir de nuevo cartas a mano? Sería una gran sorpresa para quién la reciba. ¿Se animan?

Para conocer detalles del proyecto lean en Dichos y Bichos, el blog de Gonzalo, la entrada: Correo lento o Snail Mail: ¿Momento de recuperarlo? Y para aclarar algunas dudas comunes, no se pierdan su post Cartero, apúrese por favor con esas cartas… Aunque ya salió la primera carta, aún pueden sumarse al proyecto. Serán cuatro meses o diez entregas, lo que ocurra primero. ¡A escribir!

Viejitas pero bonitas…las canciones

Oldies but Goodies

viejitas, bonitas, amor, canciones, Aunque el término viejitas pero bonitas aplica perfecto para nosotras, en esta ocasión estoy hablando de canciones.

Para seguir en el mood del mes del amor, me encontré con canciones de mi infancia y primera juventud, llenas de melcocha, corazones, romance y demás. Algunas verdaderamente inocentes, de esas que ya no escuchan.  Disfruté mucho seleccionándolas,

Que alce la manita quien también las escuchó hace unos ayeres.

Las viejitas, muy viejitas

Proyectos nuevos y otras cosas más

Proyectos caminando

El año que recién comenzó va con una prisa de miedo.  Afortunadamente en esa prisa han salido un par de proyectos que me encantan. Compartir en otros sitios las experiencias de nosotras las cincuentonas.  Uno es dedicado también a mujeres y el otro es multitemas y un poco más tecnológico.

Me encanta la idea de extender mis letras a otros lugares y otros públicos. cuando uno comparte siempre recibe de vuelta.

menoapausia, sobrevivir, mujer, mujeres de 50

Sentido de Mujer. Sobrevivir a la menopausia y sentirte fabulosa

Por lo pronto les dejo mi primera colaboración en la Revista Sentido de Mujer, de un tema que hemos visto mucho por acá. Sobreviviendo la menopausia. Échenle un ojo por AQUÍ

 

Si se pasaron por la fan page seguro vieron que estoy usando una pulsera de lectura de actividades. Se llama FITBIT y  los amigos de @fitbitméxico me dieron la oportunidad de probarla.  Estoy encantada. La pulserita, además de bonita, monitorea todas tus actividades diarias: ejercicio, sueño, dieta, pasos dados etc., sincronizada a una app te ayuda a planificarlas y mejorarlas.

Fitbit, proyectos, actividades, mujeres, mujeres de 50Por ejemplo me hizo ver lo poco que duermo, que casi no tomo agua, pero que si camino bastante. Ahora hice un “plan de sueño” , me mandará alertas cuando deba ir a la cama y a qué hora despertar. Así haré luego con el plan de alimentación y la tomada de agua.  Les iré contando. Pueden ver más info en su página.

Las cosas pendientes

Tengo pendientes que no he podido finalizar, pero a veces el tiempo no me da jijiji.

  1. La novela. Bueno esa sigue en edición, pero les juro que el otro mes me aplico y la entrego completa para que el editor termine y veamos que hacer para publicarla.
  2. Un ebook. Estoy a la mitad. es un libro que les voy a regalar a ustedes por obsequiarme sus ojos y leerme. Una especie de manual para sobrevivir los 50’s. Pronto, lo prometo.
  3. La tienda electrónica. He probado varias y no me gustan, o no funcionan como debería. Estoy en la búsqueda de la mejor opción, porque quiero compartir con ustedes todas las cosas lindas y útiles que a nuestra edad nos harán sentir más bellas y sanas.

No desesperen todo llegará.

Y ahora quiero pedirles su ayuda.  ¿Qué otros temas les gustaría leer por aquí? ¿Situaciones especiales? ¿Consejos que ustedes puedan aportar a otras?  ¡Llame ya!  o bueno escriban en los comentarios.

Hasta la próxima

Amar a los 50 y vivir plenamente

Amar a los 50

Amar, amor a los 50, san valentín, día del amorQue mejor manera de celebrar este 14 de febrero que hablando de cómo amamos las mujeres de 50.

A estas alturas de nuestra vida podemos encontrarnos con varios escenarios.  Si seguimos casadas con el amor de nuestra juventud, si vamos por la segunda vuelta, ¿tercera? , casadas o arrejuntadas, o si estamos solas, viudas o divorciadas.

Cualquiera que sea el caso, la manera en como vemos, sentimos y damos amor ha cambiado mucho.  A lo largo de nuestra vida hemos atravesado  por frustraciones, conflictos, crisis, pérdidas, rupturas y cada una de estás situaciones debió habernos dejado un aprendizaje y con cada cosa aprendida podemos ahora abrirnos a  un amor maduro.

Amor maduro

Podemos y debemos despegarnos  de la ilusión de que el otro sea como uno quiere y en cambio aceptar la realidad de que la otra persona es tal cual es. Igualmente que nosotras somos de tal o cual manera. Y la magia está en aceptarnos unos a otros.

Otro aspecto muy importante es que a esta edad como pareja somos menos dependientes, económicamente hablando hemos aprendido a cubrir nuestras necesidades. Y en el terreno emocional, no queremos a nadie cuya vida gire en torno nuestro. Ni al revés. Somos personas independientes, compartiendo nuestras vidas, en una relación basada en confianza mutua y comunicación. Con afinidades, similitudes y también sanas diferencias.  Pero sin escenas, ni ataques de celos.

Cuando hemos pasado la barrera de los 50  lo importante es estar cerca del otro, no empeñarse en la eterna lucha de los sexos, en la competencia o el  egoísmo.

¿Y qué pasa con el sexo?

Miles de veces comentado aquí, sí, la capacidad física va mengüando pero no es ningún impedimento para disfrutar. La sexualidad a nuestra edad tiene que ver mucho más con la relación y conexión emocional con nuestra pareja.  Si conservamos el gusto por estar juntos, la sexualidad y la intimidad se vuelven creativas, gratificantes y profundas.

Amar es lo importante

Amar, amor a los 50, san valentín, día del amor

¿Cómo viven ustedes el amor a los 50?

 

%d bloggers like this: