LA ETERNA LUCHA DE LOS SEXOS


pareja pelandoDurante mucho tiempo las mujeres nos hemos enfocado en la pelea por la igualdad con los hombres, esto significó luchar por colocarnos a su “altura” en el ámbito laboral, social y económico, tener sus mismos derechos de poder, libertad, toma de decisiones y logro de objetivos personales. Y entonces decidimos actuar como ellos.

Las que tenemos 50 o más sabemos mucho de eso.

Si somos sinceras las más de las veces relegamos nuestras características femeninas para tomar las masculinas, como si ser mujer fuera el gran problema. Y no. Efectivamente de manera cultural se nos asignaron roles y exitosamente estamos rompiendo con ellos. Pero de que no somos iguales, no somos iguales.

Como saben existen muchísimos estudios que nos indican que para empezar, nuestros cerebros funcionan diferente. Todos, tenemos dos hemisferios cerebrales, el derecho, asociado con lo femenino: intuitivo, piensa en imágenes, símbolos y sentimientos; y el izquierdo con lo masculino: analítico, lógico, racional, piensa en números y letras. La diferencia estriba en que las interconexiones entre ellos son distintas para unos y otros. Las mujeres podemos usar los dos al mismo tiempo, pero ellos solo el izquierdo y muy raramente interconectan con el derecho.
En nuestra lucha por la igualdad hemos intentado someter ese lado femenino para no mostrar debilidad, para no vulnerar nuestra libertad, etc.

¿Por qué no aceptar nuestras diferencias de esencia? ¿por qué no buscar ser complemento?

Amigas, somos capaces, emprendedoras, inteligentes y poderosas, pero miremos hacia adentro, busquemos equidad en lo externo e integridad y complemento en lo interno. Reconozcamos el valor que tenemos como mujeres con cualidades que definen nuestra personalidad.

Y tú ¿Qué opinas?